El fotógrafo de boda

Estamos en la era de las nuevas tecnologías, de los smartphones, de las cámaras digitales, y ¿quién no sabe sacar una foto o no conoce a alguien que hace “fotos muy chulas”? Visto así, no serás el primero que pensará que el fotógrafo profesional no es algo tan importante, y pensarás que tu tío o la amiga de oficina puede encajar perfectamente en el rol de fotógrafo de boda y reportar todos los detalles de tu gran día. Y si no lo piensas tú, ya estará ahí diciéndotelo la cuñada: “Chica, no te agobies buscando fotógrafo que mi prima siempre está haciendo fotos y ¡mira que bonitas, tiene un montón en el facebook!” O tu futuro marido: “¿Contratar un fotógrafo de boda? ¡Vaya tontería! Mi hermano hace unas fotos alucinantes, le encargamos a él y ya está, no hay tanto presupuesto para tonterías.”

Sinceramente chicas, a mí me dice eso mi pareja y no sabría cómo mirarlo.

Como he dicho antes, es normal que todos sepamos sacar alguna foto con el móvil o la cámara, y hasta puede parecernos bonita, pero seamos realistas, un fotógrafo de boda hace mucho más que hacer click a un botón.

Un fotógrafo profesional ha estudiado, ha trabajado en muchas bodas antes que en la tuya, sabe qué toca en cada momento, conoce desde qué ángulo sales más favorecida, sabe cómo actuar si hay mucha luz o lluvia, tiene un equipo de alta gama de uso profesional, capta todos los detalles, detalles que hasta tú, la novia ni se percata, y eso es lo importante. Tu fotógrafo de boda se convierte en tus ojos pues los tuyos estarán demasiado ocupados mirando a tu flagrante novio, en esa ensoñación que es el gran día, la boda.

Con un fotógrafo profesional de reportaje social, sabes que no debes preocuparte, tal vez tú ni tenías idea del mal uso que se le puede dar a una cámara pero él los evitará todos. Se cernirá al balance de blancos correctos, no permitirá que hay granos de ruido en tus fotos, que la fotografía quede sobreexpuesta (o subexpuesta). Tú sabes que él lo controla todo y eso es un verdadero alivio.

Aquí os dejo unos ejemplos de problemas que pueden surgir al no saber configurar bien la cámara/adaptarse al tiempo.

  1. Balance de blancos equivocado y correcto.Foto de boda con balance equivicado
  2. Fotografía con ruido y sin ruido.Foto de preboda con ruido
  3. Fotografía sobreexpuesta y correcta.Sobreexposición en foto de postboda

 

Y eso es sólo el aspecto técnico. ¿Tu amigo fotógrafo sabe que quieres fotos de tu decoración, esa que has tardado tanto en elegir y de la que te sientes tan orgullosa? ¿Ha pensado en pasar lista a todos los invitados para que no falte nadie en las fotos? ¿Será capaz de captar esa lágrima de emoción, ese abrazo a tu madre, esa mirada confidencial con tu prometido? Son detalles que una persona que no se dedica al reportaje social pasa por alto, puede no parecerle importante o simplemente se puede distraer. Cuando contratas a un fotógrafo de bodas, sabes que no le ocurrirá y mantendrá todo bajo control.

Ya son muchas razones a favor de contratar a un fotógrafo de boda, pero os dejo una última, por si aún no os habéis convencido.

Un aspecto que no se suele tener en cuenta es el trabajo a posteriori del fotógrafo, que perfectamente le puede costar varios días de trabajo. Retocar las fotos. Aunque hay fotógrafos puristas que no tocarían ni un aspecto de su trabajo, son muchos los que no dudan en mejorar la fotografía, retocando las luces, los colores, la saturación, etc. Varios aspectos que juntos, realzan el valor de vuestras fotografías de boda, que al fin y al cabo, son el mayor recuerdo que se os quedará de ese día, quitando de lado al marido, claro jajaja.

Para finalizar os dejo un pequeño resumen, para que nos quede a todas un poco más claro porqué contratar un fotógrafo profesional de boda:

  • Es un profesional que está pendiente de todos los detalles.
  • Está preparado para cualquier imprevisto.
  • Siempre lleva un equipo profesional de alta gama.
  • Conoce a la perfección su equipo y cómo manejarlo.
  • Te pregunta y te escucha en todo momento para saber qué es lo quieres.
  • Sabe también qué fotos quieres sin tu saberlo siquiera.
  • Realiza un retoque profesional de las fotografías de tu boda.

No sé a vosotr@s, pero a mí estas razones me servirían, al igual que las 5 razones para contratar a una wedding planner. ¿Y vosotras, qué opináis? ¿Os he convencido para contratar a un auténtico profesional para vuestra boda? ¡Espero vuestras opiniones!

[Total:1    Promedio:5/5]